Federación Europea de Centros de Investigación e Información sobre Sectas

Presentación de la FECRIS

La FECRIS (Federación Europea de Centros de Investigación e Información sobre Sectas) fue creada en París, el 30 de junio de 1994, como resultado del Congreso Internacional sobre Sectas celebrado en Barcelona en 1993. Es una asociación sin ánimo de lucro, creada bajo la legislación francesa de 1901. Es de carácter no sectario y no depende de ningún punto de vista filosófico, religioso, político o económico en particular.

Sus objetivos son:

En la actualidad la Federación abarca 45 asociaciones repartidas entre 29 países:

Alemania - Argentina – Australia – Austria – Armenia – Belarus - Bélgica - Bulgaria – Chipre – Eslovaquia – España - Estonia – Finlandia - Francia – Irlanda – Italia – Israel – Lithuania – Malta - Noruega – Países Bajos – Polonia – Reino Unido - Rusia – Serbia – Suecia – Suiza – Ucrania - EE.UU.

El amplio desarrollo de nuestra red se debe a la misión de ámbito mundial de estos movimientos en Europa y, en los últimos veinte años, a la migración de las sectas procedentes de los Estados Unidos y de Europa Occidental a Europa Oriental, dando como resultado la progresiva creación de asociaciones de Europa Oriental que se convirtieron en corresponsales de FECRIS.

En 1999, FECRIS, deseando aclarar los principios éticos a los cuales sus miembros y corresponsales se adhieren, redactó una carta en la cual se declaraba de carácter no sectario y no dependiente de ningún punto de vista filosófico, religioso, político o económico en particular.

Los conceptos básicos que motivan las actividades de FECRIS son:

En París, en 1999, en el seno de la Asamblea Nacional Francesa, FECRIS organizó una conferencia europea que llegó a reunir a más de 200 participantes de todo Europa. Dichos participantes redactaron una declaración común según la cual se comprometían a respetar las libertades fundamentales tal como habían sido aceptadas en la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948, el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y Libertades Fundamentales, el Convenio Internacional sobre los Derechos del Niño y otras leyes nacionales. En las primeras reuniones se crearon once organizaciones pioneras provenientes de siete países europeos. En la actualidad la Federación abarca 45 asociaciones repartidas entre 25 países.

FECRIS declaró que consideraba que, entre otros deberes, los gobiernos eran responsables de:

FECRIS declaró asimismo su apoyo a la resolución 134, de 18 de febrero de 1998, del Comité de Libertades Civiles y Asuntos Internos del Parlamento Europeo.

Esta resolución invita a los Estados Miembros a "tomar medidas, de conformidad con los principios legales, con la finalidad de luchar contra los abusos causados a las personas por ciertas sectas. Debería negárseles su carácter benéfico, evitando así que las organizaciones se beneficiasen de ventajas fiscales y protección legal".

FECRIS está también de acuerdo con la resolución aprobada el 15 de enero de 2003 por el Parlamento Europeo, según la cual:

"recomienda a los Estados Miembros luchar contra las actividades ilegales o supuestas sectas, que amenazan la integridad mental y física de las personas y, de este modo, respetar los principios del Estado de Derecho y aplicar procedimientos normales de la legislación penal y civil, de acuerdo con la opinión expresada por la Asamblea de Parlamentarios del Consejo de Europa".

"considera también que la libertad a no adherirse a una religión o filosofía y el derecho a dejar la comunidad correspondiente deben ser incluidos tmbién en las libertades individuales y que este derecho debería ser protegido activamente por las autoridades públicas siempre que sea necesario".

En cuanto a la carta de FECRIS, hay que tener en cuenta en particular que:

Nuestro análisis está basado en la evidencia que se deriva del comportamiento de ciertas organizaciones. Es importante resistirse a la presión de ejercer política gubernamental con el criterio erróneo de que se está protegiendo, digamos, la "libertad de religión". Nada puede estar más lejos de la verdad, a menudo reclamar la violación de las libertades religiosas es sólo un pretexto y una desviación de sus verdaderas actividades. Amenudo están basadas en un acercamiento superficial a los asuntos y son incompatibles con el análisis científico. Muchos países europeos reciben censuras del Departamento de Estado de la administración de los Estados Unidos que señalan que la agenda de estos grupos ha influido indebidamente en la política del país.

Nos referimos a una secta o un guru donde la organización o individuo "negocian" en creencias y utilizan el control de la mente como herramienta para promover su criterio particular.

Nuestras conclusiones son comedidas y prudentes. Tenemlos en cuenta cómo las personas pueden ser engañadas y cuán dolorosas son las consecuencias para las personas reclutadas y para sus familias.

Condenamos el hecho de que muchas personas no reciban la información necesaria para tomar una decisión correcta antes de alistarse en ciertos grupos o asociaciones. Ello se traduce en unos resultados potencialmente nocivos para nuestras estructuras social, democrática y familiar.

Las actividades de FECRIS abarcan tres puntos:

En espera de obtener el rango consultivo del Consejo de Europa, FECRIS acude regularmente a las reuniones de las Organizaciones Internacionales no Gubernamentales durante las sesiones de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa. Se ocupa principalmente de "los derechos humanos", "la salud" y "el privilegio social".

El 24 de abril de 2003, el Presidente de FECRIS fue invitado al Parlamento Europeo para tomar parte en una reunión bajo la égida de su Comité sobre Libertades de los Ciudadanos y Derechos, Justicia y Asuntos Internos. FECRIS esperó poder aportar información importante sobre las transgresiones de las sectas y las violaciones de los derechos humanos y del niño a una red de 15 expertos nacionales que el Parlamento Europeo había creado recientemente.

FECRIS es reconocida por su imparcialidad por varias organizaciones oficiales o gubernamentales tales como MIVILUDES en Francia, el CIAOSN en Bélgica, el departamento del Primer Ministro de Francia, el Parlamento de Cataluña y, en particular, su Secretariado para la Juventud, el Bundestelle für Sektenfragen, un cuerpo gubernamental austriaco, etc.

FECRIS es asimismo reconocida por el gobierno francés que, dentro del marco de su promoción de los derechos humanos, le ofrece su apoyo significativo.